La gala de los Óscar 2018 marcada por la diversidad

La gala de los Óscar 2018 marcada por la diversidad

La noche de los Óscar fue una noche de pocas sorpresas, los premios fueron muy repartidos y hubo excasas reivindicaciones en la gala en la que el acento mexicano ha sido dominante gracias al triunfo de La forma del agua y Coco.

La forma del agua podría ser considerada como la triunfadora de la noche, con cuatro estatuillas, obteniendo el premio a mejor película y mejor dirección gracias a Guillermo del Toro. Es la cuarta vez en los últimos cinco años que éste se hace con el galardón de mejor dirección.

La forma del agua es una película que trata sobre un cuento de amor entre una limpiadora y una criatura infibia en los años 60. Además de el premio a mejor película y mejor director, la obra de Guillermo del Toro se ha hecho con el Óscar a mejor banda sonora y mejor diseño de producción.

Por otro lado nos encontramos con Coco, una película de animación de Pixar que ha cumplico las previsiones con dos premios, llevándose el Óscar a mejor película de animación y el de mejor canción por Remember Me.

Más premios…

El Óscar a mejor guion adaptado fue para James Ibory de 89 años de edad por Call Me By Your Name, convirtiéndose así en el ganador más mayor del galardón en los 90 años de existencia de los premios.

La segunda película con más premios ha sido Dunkerque de Christopher Nolan, aunque han sido todos técnicos: mejor mezcla de sonido, mejor montaje de sonido y mejor montaje. También Blade Runner 2049 obtuvo dos premios técnicos, el de mejor fotografía y mejores efectos especiales.

Tres anuncios en las afueras tenía muchas posibilidades de arrebatarle el premio a La forma del agua, pero finalmente le arrebató otros galardones. Esta película se llevó dos premios Óscar, el de mejor actor de reparto para Sam Rockwell y el de mejor actriz protagonista para France McDormand, la que también protagonizó una de las mayores reivindicaciones feministas de la noche.

Lady Bird fue la película que más representó el talento femenino de la industria. Y la principal representante de la raza negra, el thriller Déjame salir ha logrado hacerse con el Óscar a mejor guion original.

El Óscar a mejor actor protagonista ha sido para Gary Oldman por su interpretación de Winston Churchill en El instante más oscuro, llevándose también esta película el galardón a mejor maquillaje y peluquería.

Algunas dudas había en el Óscar a mejor actriz de reparto, que al final se lo llevó Allisson Janney por Yo, Tonya, además del Globo de Oro que ya se había llevado anteriormente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *